Tecnología en educación ¿la automatiza o humaniza?

La tecnología fue el principal impulsor en la evolución de la sociedad agrícola a la industrial. Comenzó sustituyendo la “fuerza bruta” del hombre para continuar con la automatización de procesos. El lema principal era hacer productos buenos, bonitos y baratos pero, eso sí, todos iguales.

Una de las tecnologías surgidas en la sociedad industrial fue el ordenador. Esta máquina trabajaba con información, por tanto podía sustituir lo que en ese momento se consideraba “trabajo inteligente” y automatizarlo.

Con todo esto, no es extraño que cuando se comenzó a aplicar el ordenador en la educación muchas personas pensaran que lo que se pretendía hacer era automatizar la educación. Digo que no es de extrañar a la vista de la litografía de Villemard que en 1910 veía la educación automatizada (imagen que ilustra este post) que predecía que esto ocurriría en el año 2000. Hoy en día son muchas las personas que continúan pensando en la tecnología como algo que automatiza, que sustituye al ser humano y, por ello, están en contra de ella, ya que “deshumaniza”.

Otra visión (de la que soy partidario) es la de la tecnología como herramienta para humanizar. No se trata de humanizar la tecnología, sino de aplicarla para que las personas puedan ser más personas. Algunos ejemplos:

Cuando comencé a utilizar el ordenador en mi docencia (a principios de los 80 y en formación presencial) lo hice porque me servía para poder explicar ciertos procesos a cada alumno de forma personalizada. Al hacer esto tuve más tiempo para atenderles, me pasaba por cada puesto, hablaba con ellos, atendía sus dudas, etc. En una encuesta que se hizo al finalizar la experiencia había unanimidad: “Gracias al ordenador había más tiempo para acceder al profesorado”.

Mi primer curso on-line oficial (reconocido por la universidad) se impartió a alumnos de formación presencial, que coincidieron en que, gracias a los foros, al blog que se realizó y a los chats se conocían mucho más que en los cursos presenciales tradicionales.

En el año 2002 impartimos un curso on-line  a 1200 personas (aún no existían los MOOC) y lo que más valoraron los participantes fue (tal y como nos dijo uno de ellos)que “tras el ordenador había personas”

El ordenador es una máquina, se puede utilizar para automatizar y para humanizar. Mi consejo es que cuando realicen cualquier experiencia con TIC en formación piensen ¿cómo puedo mejorar la humanización? Si no puede, es que no está planteando bien la experiencia.






Original: http://innovacioneducativa.wordpress.com/2014/09/03/tecnologia-en-educacion-la-automatiza-o-humaniza/
Por: Angel Fidalgo
Publicado: 3.9.2014 @ 09:14