LinkedIn entra en el sector e-learning con Lynda

El pasado 9 de abril LinkedIn anunciaba en un comunicado la compra por 1.500 millones de dólares de Lynda, un portal de formación ‘online’. Esta compra (la más importa de LinkedIn hasta el momento) representa un paso adelante en la estrategia de la compañía en su afán por “ayudar a los profesionales a ser mejores en lo que hacen”, según afirma su propio CEO de LinkedIn, Jeff Weiner.

¿Qué es Lynda y por qué es un “bomboncito”?

Lynda.com es una web educativa fundada en 1995 que ofrece “cursos” en varios idiomas, sobre negocios, tecnología y habilidades creativas (catálogo con más de 3.500 títulos). Los precios de sus mal llamado cursos (en realidad son tutoriales) oscilan entre los 250 dólares (232 euros) y los 375 dólares (349 euros) al año.

LinkedIn entra en el sector e-learning con Lynda

Lynda no es la pionera en ofrecer formación en vídeo. De hecho, Skillsoft fue de las primeras compañías en incursionar dentro del sector de la formación a través de Internet apoyándose en el formato vídeo. Pero claro, hace casi 20 años, Internet se parecía más a un camino de cabras que a lo que tenemos hoy. Esto hizo que los usuarios encontrasen multitud de problemas técnicos por la cantidad de plugins a instalar y por la lentitud de las conexiones (puedo dar buena fe de ello). En resumidas cuentas, su proyecto “visionario” llegó demasiado pronto.

Pero hoy las cosas han cambiado y Lynda destaca por ofrecer contenido en HD compatible con distintos dispositivos (PCs, tablets, smartphones, etc.) y además sus tutoriales están creados por expertos en cada área.

Otra de las cosas que convierten a Lynda en un “bomboncito” es su extensa base de clientes (más de4 millones de usuarios registrados) y que lleva un buen ritmo de crucero. Según la propia compañía, Lynda generó alrededor de 150 millones de dólares en ingresos en 2014, creciendo más de un 20% por año. Dos tercios de la tarta proviene de consumidores individuales y el tercio restante de las ventas a empresas.

La estrategia de LinkedIn

Partimos de la base de que LinkedIn se ha convertido en la plataforma por excelencia para la búsqueda de oportunidades laborales. En este proceso de flirteo laboral, la gente de manera casi automática hace un análisis del grado de ajuste de su perfil a los puestos de trabajo que anhelan. Como es lógico, en ese momento se hacen más evidentes las carencias formativas del aspirante. Ojo, en muchos casos se trata solo del aspecto “documental”, es decir, ¿tengo algún papel que demuestre que sé de X? Alguno pensará que lo importante es tener esos conocimientos y no un diploma pero me temo que muchos directores de RRHH aún siguen tirando de titulitis.

Por tanto, con esta adquisición de Lynda, ahora además de continuar con la venta de publicidad, datos y servicios de contratación, LinkedIn también pueden ofrecer tutoriales de expertos. De esta forma, cuando alguien busque un puesto de trabajo de un tema específico, podrá plantearse la posibilidad de obtener un diploma certificado antes de enviar el CV a la empresa que contrata. A priori, las posibilidades son enormes teniendo en cuenta que la industria de la formación corporativa y la industria de la educación personal son un mercado que sigue generando abultados beneficios.

Conclusión

En la actualidad la tecnología y las conexiones han mejorado sustancialmente la experiencia de usuario. Solo tenemos que observar la legión de Youtubers y la gran cantidad de portales que ofrecen formación en video, tanto gratis como de pago (véase el fenómeno MOOC). El modelo de video se ha convertido en el formato protagonista y más demandado por los usuarios. Lo que me pregunto es si realmente una producción tan cuidada en estos videotutoriales son razón suficiente para que la gente desembolse estas cantidades de dinero. Tengo claro que la competencia de LinkedIn+Lynda no son únicamente otras empresas del sector sino a una legión de creadores amateurs que disfrutan compartiendo sus conocimientos.  Ahora bien ¿la gente quiere pagar por acceder a buenos contenidos o simplemente por tener un título? Quizá esto último sea el auténtico filón de LinkedIn.

Aprovecho para lanzar una pregunta por si alguien puede arrojar algo de luz al tema. Las acciones de LinkedIn cayeron un 0,8% poco después de la apertura de la Bolsa. ¿Es una reacción normal fruto de los vaivenes de la bolsa? ¿Podemos inferir una falta de confianza en esta adquisición?

La entrada LinkedIn entra en el sector e-learning con Lynda aparece primero en Aprendizaje y conocimiento.





Original: http://javierdisan.com/2015/04/13/linkedin-elearning-lynda/
Por: Javier Díaz
Publicado: 13.4.2015 @ 07:00