5 mitos sobre Flip Teaching que debes conocer

    Angel Fidalgo Blanco
    • Público
    Por Angel Fidalgo Blanco hace 16 días

    https://innovacioneducativa.files.wordpress.com/2017/11/mitos.jpg?w=1400&h=886 1400w, https://innovacioneducativa.files.wordpress.com/2017/11/mitos.jpg?w=150&h=95 150w, https://innovacioneducativa.files.wordpress.com/2017/11/mitos.jpg?w=300&h=190 300w, https://innovacioneducativa.files.wordpress.com/2017/11/mitos.jpg?w=768&h=486 768w, https://innovacioneducativa.files.wordpress.com/2017/11/mitos.jpg?w=1024&h=648 1024w" sizes="(max-width: 700px) 100vw, 700px">

    Mito 1. Hay muchas modalidades de Flip Teaching: Flipped Classroom, Flipped Learning, Aula inversa, Aula invertida, etc. Realmente todas ellas tienen una característica común, que “invierten” el modelo tradicional, puesto que se pasa de “la lección en clase y deberes en casa” a “lección en casa y deberes en clase”. Esta característica es común a cualquier experiencia “flip”, “inversa” o “volteada”. Es la característica más llamativa, la que originó el nombre, pero hay más características que se deben tener en cuenta para que el modelo funcione.

     

    Mito 2. El video consigue mantener la atención del alumnado. Dicho de una forma corta y clara, si durante la clase de un determinado profesor su alumnado se duerme, también se dormirá con su video. Para evitar esto, una de las características del video debe ser que no permita  que al alumnado le dé tiempo de perder la atención ( sí, esto se puede hacer, aunque el profesor que explique el video sea algo “aburrido”). El video es importante si se diseña de forma adecuada, pero incluso se podría prescindir totalmente del mismo.

     

    Mito 3. Con el método Flip Teaching el alumnado trae la lección aprendida. Seguro que usted ha informado numerosas veces a su alumnado de las enormes ventajas de ir a clase con la lección leída (por ejemplo, de unos apuntes o un libro) ¿lo hacen?, pues solo por sustituir la unos apuntes por un video no conseguirá que lo hagan. El alumnado realizará actividades previas al aula si forma parte de un proceso metodológico.

     

    Mito 4. Con el método Flip Teaching el profesorado ahorra mucho tiempo. “Ahora puedo dedicar mis clases a cosas más aplicadas” se dice. Eso es cierto pero y si todas las asignaturas utilizasen Flip Teaching ¿cuánto tiempo libre le quedaría al alumnado? Lo cierto es que si todas las asignaturas utilizaran la modalidad Flip Teaching, tal y como se suele aplicar, el alumnado no podría cursarlas.  Flip Teaching no significa añadir horas extras, es planificar el tiempo disponible de otra forma.

     

    Mito 5. Flip Teaching saca del aula la teoría y permite centrarse en la resolución de problemas. No es cierto, Flip Teaching saca del aula las actividades donde el alumnado está pasivo y promueve las actividades en las que esté más activo. Según como se enfoque en una clase de problemas el alumnado puede estar más inactivo que en una clase de teoría. La prueba del algodón para saber si el alumnado está activo sería que una persona externa entre en nuestra aula y, en un primer vistazo, no distinga al profesorado del alumnado.

     

    Si desea más información puede acceder al “Mapa sobre Flip Teaching






    Original: https://innovacioneducativa.wordpress.com/2017/11/09/5-mitos-sobre-flip-teaching-que-debes-conocer/
    Por: Angel Fidalgo
    Publicado: 9.11.2017 @ 12:31