Cualquier acción conlleva aprendizaje pero no todo aprendizaje conlleva acción

    Angel Fidalgo Blanco
    • Público
    Por Angel Fidalgo Blanco hace 244 días

     

    https://innovacioneducativa.files.wordpress.com/2018/03/img_20180301_1448242.jpg?w=1400&h=1050 1400w, https://innovacioneducativa.files.wordpress.com/2018/03/img_20180301_1448242.jpg?w=150&h=113 150w, https://innovacioneducativa.files.wordpress.com/2018/03/img_20180301_1448242.jpg?w=300&h=225 300w, https://innovacioneducativa.files.wordpress.com/2018/03/img_20180301_1448242.jpg?w=768&h=576 768w, https://innovacioneducativa.files.wordpress.com/2018/03/img_20180301_1448242.jpg?w=1024&h=768 1024w" sizes="(max-width: 700px) 100vw, 700px">

    Cualquier tipo de acción lleva asociado un aprendizaje tanto por el hecho de hacer la acción como por el resultado de la misma. La formación informal se basa en esta característica: realiza una acción y aprende de ella. Podríamos decir que este tipo de formación es una metodología activa, ya que se basa en la actividad. El aprendizaje se produce incluso cuando la actividad se hace mal y “finaliza” cuando la actividad se hace bien. El aprendizaje producido de esta forma nunca se olvida. Un buen ejemplo es aprender a montar en bicicleta, el aprendizaje comienza cuando tenemos en nuestras manos “la bici” y nos subimos a ella. Nos caeremos, pero la caída sirve para que se produzca aprendizaje. Al final aprenderemos a “montar en bici” y no se nos olvidará nunca (aunque llevemos años sin utilizarla).

    Cuando nos centramos en el aprendizaje y no en la acción es como aprender a “montar en bici” pero sin bici. Posiblemente conseguiremos aprender el mecanismo de tracción, la aerodinámica, la misión de cada componente e incluso la historia. Pero cuando nos subamos a una bici, dicho aprendizaje no garantiza que no nos caeremos. Los humanos no estamos preparados para aprender de esta forma y por tanto lo aprendido se nos olvidará rápidamente. En muchos casos la formación formal se basa en este modelo.

    Sin embargo la verdadera potencialidad la obtenemos mezclando los dos enfoques, por ejemplo aprenderemos a montar en bici, pero si además sabemos la aerodinámica, el mecanismo de tracción y la evolución de la bicicleta posiblemente podremos distinguir una buena bici e incluso crear una nueva bici más manejable, más potente o más barata.

    No tengo claro si primero es la acción y después el aprendizaje, o primero el aprendizaje y después la acción. Pero lo que sí es seguro que acción y aprendizaje son necesarios. Las metodologías activas se basan en ello.





    Original: https://innovacioneducativa.wordpress.com/2018/03/22/cualquier-accion-conlleva-aprendizaje-pero-no-todo-aprendizaje-conlleva-accion/
    Por: Angel Fidalgo
    Publicado: 22.3.2018 @ 08:54