El poder de las redes sociales (James Fowler)

Por medio de Cecilia Meiler, he conocido el  video El poder de las redes sociales...

'Para saber quiénes somos
 tenemos que comprender cómo estamos conectados'. Ken Robinson

"Así como el cerebro puede hacer cosas que ninguna neurona consigue por si sola, las redes sociales logran lo que una persona no puede hacer en solitario", James Fowler.

 

Redes - Punset se pregunta por nuestro funcionamiento como grupo social

El poder de las redes sociales

14 comentarios

  • Entrevista de Eduard Punset con James Fowler, experto en redes sociales de la Universidad de California.
  • La Joya, Estados Unidos, 22 de enero de 2011.

 

Estudiamos dos tipos distintos de redes: estudiamos las redes que constituimos con un objetivo concreto, que diseñamos con una intención concreta, pero también estudiamos las redes que surgen de forma natural. Simplemente, surgen así, como consecuencia de nuestros actos independientes. Y lo fascinante de las redes sociales en el mundo real es que manifiestan las mismas propiedades que las redes sociales que hemos creado con un objetivo concreto. Una de esas propiedades es la del "mundo pequeño".

Idea de los seis niveles de separación  (años 60,Stanley Milgram)

curiosidad por saber cuántos grados tendríamos que superar para establecer una serie de conexiones fuertes entre el lugar donde uno se encuentra y cualquier persona en el mundo, es decir, por cuántos amigos de amigos de amigos tendríamos que pasar para que el mundo entero estuviera conectado...

investigación: el resultado fue seis. Es la media necesaria para poder comunicarse con cualquiera en nuestro planeta, pero lo fascinante es que Duncan Watts llevó a cabo otro estudio con el correo electrónico y obtuvo la misma cifra pero, en lugar de hacerlo con distintos lugares en los Estados Unidos, lo hizo con gente de todo el mundo. Y descubrió que, de verdad, sólo se necesitan seis pasos para llegar a cualquier persona del mundo.

lo que Nicholas Christakis y yo mismo (James Fowler) hemos hecho es estudiar la influencia (impacto), no simplemente la difusión de información como en los experimentos de Milgram y en los de Watts, sino que hemos estudiado la difusión de la influencia.

Hasta tres grados de separación. Lo probamos con muchas cosas distintas (la obesidad, el tabaco, el suicidio,...) y vimos que el número tres se repetía una y otra vez.  

"conexión" + "contagio"... (la forma de la red influye en mi forma de comportarme)
Las redes realmente nos afectan de dos maneras. Por un lado, nos afecta la estructura: a quién conocemos y a quién conocen los que conocemos ("conexión"), es algo que nos afecta. Pero también nos vemos afectados por lo que se difunde en las redes ( "contagio") . Por eso, hemos separado esas dos ideas diferentes, "conexión" y "contagio".

tenemos que entender que existe un efecto de contagio: tendemos a copiar el comportamiento de aquellos con los que estamos conectados (hemos visto que son muchas las cosas que se pueden transmitir de una persona a otra: por ejemplo, guiñar un ojo, fumar, beber, la alegría, la soledad, la depresión, la cooperación con otras personas, la generosidad) y nos referimos a ello de tres formas o niveles distintos: el primero es que nos afecta la gente con la que estamos directamente conectados (nivel1), es algo intuitivo, todo el mundo lo ve. En la mayoría de las conversaciones, si alguien te sonríe, tú también le sonríes. Es algo que experimentamos cada día.

Creo que a este nivel la gente entiende que las redes son poderosas, pero lo que no ven es lo que hay más allá de su horizonte social, es decir, no ves lo que ocurre entre ellos porque no formas parte de su interacción. No sólo son tus amigos (nivel1) los que te afectan sino los amigos de tus amigos (nivel2), e incluso los amigos de los amigos de tus amigos (nivel3) pueden condicionar tus propios resultados.


fenómeno de la  "emergencia". Se refiere a que un colectivo o grupo desarrolla determinadas características o virtudes, lo que sea, no manifiestas en los individuos que constituyen ese colectivo, ese grupo.

Esta idea de "emergencia" está muy extendida en todas las ciencias naturales y el ejemplo que siempre utilizamos para describir las redes sociales procede de la química. Los átomos de carbono pueden organizarse para formar grafito o para formar un diamante. El grafito tiene muchas más propiedades diferentes que el diamante. Hemos descubierto que sucede lo mismo con las redes sociales. La manera de estructurar la red tiene un impacto en lo que ésta es capaz de hacer. Hemos descubierto que hay ciertas redes que han sido estructuradas para ayudarnos a conseguir los resultados deseados.

El nuevo mundo del saber

Es fantástico, ¿no?, porque las implicaciones de todo esto en la vida diaria, en la investigación incluso, en el saber, son tremendas, ¿no? Tenemos que pasar al nuevo mundo del saber, donde el aprendizaje de idiomas, el contacto con otros universos, con otras personas, es muy bueno para la creatividad, para la innovación.

Proponemos una nueva forma de pensar el mundo. En el pasado se enfrentaron aquellos que veían a las personas como individuos, es decir, personas que no se dejaban influir por los demás, dueñas de sus propias decisiones, esto es, el modelo Robinson Crusoe de las ciencias sociales, un modelo que ha perdurado mucho tiempo, de ahí que los economistas cuando piensan en los seres humanos, piensen en seres egoístas, que sólo actúan para sí mismos; frente a los sociólogos, cuya visión es diferente, y que en el pasado pensaron que el grupo también importa. Lo que intentamos hacer y decir es que el individuo todavía importa y que el grupo  lo que ocurre es que tenemos individuos conectados a otros individuos en esas redes y sólo si entendemos cómo se conectan esos individuos, seremos capaces de entender totalmente la relación entre el comportamiento individual y el comportamiento grupal.

 

Ser conscientes de que vivimos en esas redes sociales y de que nuestro comportamiento influye a muchas personas.